Bienvenido

Somos una iglesia que alumbra como un faro desde el Mediterráneo, amando a Dios y anunciando el evangelio de Jesucristo.

 

En qué Creemos

La iglesia

En la Biblia entendemos claramente que seguir a Jesús es un estilo de vida comunitaria y que el propósito de la iglesia es ayudar a conectarnos entre nosotros mismos y, por supuesto, con Dios. Por eso, desde el año 1870 nosotros nos reunimos como iglesia.

Nosotros entendemos la iglesia como una gran familia donde la prioridad debería ser amar a Dios y a la gente con todo lo que ello implica (cuidarnos, escucharnos, perdonarnos, ayudarnos, soportarnos, etc.)

En nuestra iglesia también valoramos el voluntariado como una manera de poner nuestros dones y habilidades al servicio de los demás. Servirnos los unos a los otros es una manera de poner en práctica el amor de Dios a la vez que nos ayuda a ver nuestro propio valor.

¿Qué puedes encontrar si nos visitas un domingo?

  • Música inspiradora
  • Enseñanzas prácticas y relevantes basadas en la Biblia
  • Enseñanza también para tus hijos
  • Un ambiente familiar
  • Un lugar donde tomar café y algo más…

Estamos convencidos de que, seas quién seas y vengas de dónde vengas, aquí podrás sentirte a gusto, ya que somos una iglesia multicultural con personas de España, Latinoamérica y Europa.

Así que da igual si conoces a Dios desde hace mucho o si aún ni siquiera lo conoces, en esta iglesia queremos ayudarte a conocerle mejor. Quizás lo que necesitas es conectarte a otros creyentes; o encontrar un lugar donde servir y desarrollarte; o quizás necesitas ser acompañado o acompañada en tu momento actual de vida. No importa en cuál sea tu situación, queremos ayudarte a avanzar.

El liderazgo

Oscar Peréz

Oscar Peréz

Pastor

Nací en Barcelona. Estoy casado con Valeria y tenemos dos hijos.

Lina Franco

Lina Franco

Anciana / Oración

Soy de Obando, Colombia, y llegué a Mallorca en el 2001. Estoy casada con Juan Antonio y somos padres de dos hijos.

Monse Sampol

Monse Sampol

Anciano / Tesorero

Soy mallorquín, estoy casado con Fina y tenemos una hija y dos hijos (dos de ellos casados) y dos nietos (un niño y una niña).

.

Josué Enfedaque

Josué Enfedaque

Anciano / Jóvenes

Nací en Mallorca, estoy casado con Leonor y tenemos un hijo y una hija.

Pau Vives

Pau Vives

Anciano / Coordinador presbiterio

Nací en Mallorca, estoy casado con Dorcas y somos padres de dos hijos adolescentes.

Francisco Martínez

Francisco Martínez

Anciano / Visitación

Soy mallorquín, estoy casado con Luz y tenemos una hija (aunque la familia aumentó en el 2018 cuando se casó).

Creemos en Jesús

Muchos siguen pensando todavía que Jesús fue un hombre excepcional, uno de esos que nacen muy de vez en cuando. ¡No hay pensamiento más inconsistente que ese! Jesús afirmó que él era Dios mismo. Si no estaba en sus cabales, simplemente era una persona enferma, y lo único que cabría sentir por él es lástima. Si era un mentiroso, o un farsante, entonces es lo más alejado que existe a un hombre al que admirar. Lo único que merecería sería desaprobación o rechazo. Si decía la verdad, y era Dios, entonces Jesús es la persona más importante de la historia y de nuestra vida. Eso es en pocas palabras lo que creemos.

Los seres humanos somos limitados. Nuestra comprensión es limitada, y entender a un Dios todopoderoso, creador del universo… es algo que excede nuestra mente y nuestras posibilidades.

Dios hizo algo arriesgado y fascinante en Jesús. Vino a nosotros en forma de hombre, un “lenguaje” que tú y yo sí podemos entender. Jesús es la imagen del Dios invisible, la explicación de Dios para nosotros. Jesús es Dios hablando en lenguaje humano, un idioma que sí manejamos. Jesús es la traducción de Dios para el mundo. Lo que podemos saber de Dios, es Jesús.

Jesús es el principio y el fin de todo discurso. Jesús es nuestro salvador. Vino a restaurar nuestra relación con Dios. Su vida, su muerte y su resurrección son una invitación abierta a quien la quiera recibir. Jesús te invita a volver a tu verdadero hogar.

Creemos en la Iglesia

La iglesia es un proyecto de vida, fe y misión que pensó e inició Jesús, y que está abierta a todas las personas que quieren acercarse a ella.

Cuando pensamos en la iglesia, nuestras mentes suelen imaginar imponentes edificios con grandes cruces en lo más alto. Sin embargo, esos edificios han llegado a ser conocidos con el nombre de ‘iglesia’ porque es donde se reúne la verdadera iglesia, nosotros, los que seguimos a Jesús. Los discípulos de Jesús somos una familia, una comunidad creciendo junta, aprendiendo a amarnos como somos amados por nuestro Padre. Si quieres formar parte de Su familia, esta es tu casa.

La iglesia es una familia que se está formando.

Nuestra prioridad es seguir a Jesús y vivir de acuerdo a su ejemplo y a sus palabras.
Creemos en él. Confiamos en él. Queremos imitar su amor, sacrificio, servicio, humildad, sencillez y gracia. Así es nuestra fe: creemos que la verdadera vida solo puede ser hallada y vivida en él.

La iglesia somos los que estamos aprendiendo a confiar en Jesús mientras le seguimos.

Y no estamos aquí por accidente. Jesús nos ha mostrado un camino de servicio a los demás. Nos ha regalado capacidades, dones, habilidades… Por eso en la iglesia valoramos mucho el servicio voluntario y generoso hacia los demás. Es una de las mejores maneras de poner en práctica el amor de Dios.

La iglesia es la que hace las obras que Jesús hizo.

Creemos en la Biblia

La Biblia es un libro extraordinario, único, comunicador de un misterio trascendente. Es una compilación de muchos escritos de géneros literarios muy diversos, con un registro que alcanza unos 1500 años de distancia de sus palabras más antiguas a las más próximas a nosotros.

La Biblia no es un simple libro de historia. Es el medio que ha elegido Dios para presentarse a nosotros, para revelarse, es decir, darse a conocer, explicarnos quién es, sus intenciones, su corazón.

Entender la Biblia como un libro de instrucciones es desnaturalizar el Espíritu y la vida que corre por ella. Es una visión rígida, desnutrida y restrictiva, que responde a un espíritu religioso y controlador. La Biblia está viva. No es un libro que se lee, es un libro que nos lee a nosotros.

La Biblia es Dios hablando, es la voz de Dios para quien quiere escucharle. En las palabras registradas en la Biblia está lo más fundamental de lo que Dios quiere decirte, de lo que necesitas saber de Él, de lo que anhelas saber de ti mismo. En la Biblia está tu origen, tu valor, tu significado y tu destino.

No es palabra muerta, es Espíritu vivo. No es tinta, es vida. Es un diálogo abierto pero iniciado por Dios. Él habla. Tú decides si escuchas y qué respondes. La conversación está viva, no ha acabado aun.

¿Tienes algo que decir?